La localía: tarea pendiente


Después de una Copa América más que buena para el equipo peruano, quedaban algunas dudas sobre que iba a pasar cuando llegue el momento de tener la necesidad de salir a buscar y ganar los partidos. En el torneo disputado en Argentina, Perú jugó contra rivales que por juego lo obligaban a optar por una táctica defensiva, por esperar al rival en el propio campo y saber aprovechar los errores que estos cometían. Quizá, el único partido en que la selección de Markarián tuvo la obligación de tomar la iniciativa en ataque, porque si no lo hacía no pasábamos a la siguiente ronda, fue contra México y algunos de los problemas que surgieron ese día por elegir esa actitud en la cancha, se vieron ayer en el partido contra Bolivia.

El conjunto dirigido por Gustavo Quinteros planteó un partido parecido a los que hizo Perú en el último torneo internacional que disputó. Los bolivianos ocuparon bien los espacios en la cancha, estuvieron firmes en la marca sobre los jugadores más peligrosos de nuestra selección (Farfán y Pizarro) y anotaron en las dos únicas chanches que tuvieron. Este escenario, que seguramente será el mismo en muchos de los partidos que juguemos de local en las eliminatorias, es el más incómodo para la blanquirroja y en el que más debe trabajar el cuerpo técnico.

En este partido, se mejoró mucho en la intensidad y velocidad para ir hacia adelante en busca de goles. Esto gracias a que el “Mago” no dudó en alinear a Yotún y Guisazola, laterales que destacan más por su velocidad y técnica, que por su seguridad en la marca. Pero esta interesante intensidad en el juego debe ir acompañada de precisión en los pases y profundidad en las llegadas al arco rival, y me parece que este es el aspecto a mejorar. El equipo peruano solo fue preciso por momentos y generó algunas triangulaciones, sobre todo por derecha, que desarreglaron la defensa boliviana. Luego, tuvimos el balón en la mayor parte del encuentro, pero no se generaron muchas situaciones claras de gol. Dicha deficiencia se debe, en parte, al poco tiempo que tiene el técnico para trabajar y sobre todo, porque nunca puede juntar los jugadores que él considera titulares, esta vez faltaron Vargas  y Guerrero arriba. La otra razón tiene que ver con el rendimiento individual de algunos jugadores. Ayer Balbín estuvo muy impreciso en los pases, al igual que Lobatón, que mejoró en los últimos minutos del primer tiempo cuando se juntó con Farfán. El único que estuvo acertado y que realizó buenos lanzamientos, lástima que quién los recibió, Aguirre, no estuvo tan fino, fue Rinaldo Cruzado.

Así mismo, es evidente que tampoco fue el mejor partido de la defensa y que los errores que se cometieron son inaceptables para un partido que tranquilamente pudo haber sido de eliminatorias. Sin embargo, creo que es un aspecto del juego que ya está bastante trabajado.

Por otra parte, en el partido en la Paz tendríamos que seguir demostrando que de visita vamos a ser un equipo difícil, que defiende bien y que tiene recursos para generar peligro cuando la oportunidad se presente. Será también la chance para que muchos de los jugadores que rinden bien en altura, sean requeridos por el técnico para las eliminatorias. Va a ser interesante ver a jugadores talentosos como Paolo Hurtado, Iven Ávila y Juan Carlos Mariño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: