Conclusiones del Chile 3 – Perú 1


Publicado en La Pichanga

El amistoso jugado en Arica demostró, por sobre todas las conclusiones posibles, la diferencia que existe entre los futbolistas de nivel local peruanos y chilenos. Estos últimos, gracias a un torneo mejor organizado, superaron en todos los aspectos a los nuestros: técnica, velocidad, ritmo, orden, etc. Sin embargo, a nivel colectivo, esta superioridad no fue tan clara. El amistoso sirve, pero todavía queda mucho por mejorar.

3-5-2: el sistema en fase defensiva

Mientras estuvieron los 11 iniciales en el campo, y si olvidamos las dos primeras jugadas de gol chilenas, errores claros de Ramos y Libman, Perú contuvo bien el ataque mapochino. De hecho, la selección se planta mejor en el campo con este sistema. Al jugar con un líbero, ya no se cae en el error de defender en línea, se marca de manera más escalonada y la defensa que en un principio es de 3 se transforma en 5 con la ayuda de los laterales volantes.

Con esta formación, el equipo peruano controló mejor a un Chile que tiene como característica abrir el juego por las bandas, luego de un buen manejo previo en el medio campo. La agrupación de varios jugadores por detrás de la línea de la pelota le permitió a la “blanquirroja” cortar los circuitos que buscaban conectar a los mediocampistas con los delanteros chilenos. Buen trabajo en este sentido de Gonzales y Ampuero.

Obviamente, esta buena disposición no se pudo mantener todo el partido, por jugadores, por los cambios, etc. Pero es una buena alternativa para comenzar a defender mejor.

Así alineó Sergio Markarián

 3-5-2: el sistema en fase ofensiva

En la base de las jugadas, la salida de Perú fue siempre mala. Los defensas se vieron obligados a lanzar el pelotazo largo ante la presión chilena y nunca se mostró un jugador por el medio que pueda darle buen primer pase al equipo. En teoría, ese futbolista debió ser, por la posición, “Toñito” Gonzales, pero sus características no le permiten cumplir esta función, mientras que Guevara, más adecuado para lo que menciono, estaba muy por delante de la línea de medios, por lo que Perú, reitero, nunca encontró salida limpia desde abajo.

Una vez lanzado el pelotazo, la selección lograba encontrar la pelota en el medio. Ahí, por momentos se conectaron, sobre todo por izquierda, Ampuero, Yotún y Gonzales, que lograron profundizar y así tener la posibilidad de enviar un centro al área con relativa peligrosidad. Pero no hubo juego interior, al equipo le faltó verticalizar con Rengifo, que tranquilamente pudo haber hecho de pivote para buscar la ruptura de algún volante.

Por derecha no hubo nada. Guevara, que estuvo bastante impreciso, nunca encontró a Corzo, y Ávila estuvo casi perdido, su baja estatura y frágil corpulencia le impidieron tener presencia en ataque.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: