Archivo de la categoría: Eliminatorias Brasil 2014

Conclusiones del Chile 3 – Perú 1


Publicado en La Pichanga

El amistoso jugado en Arica demostró, por sobre todas las conclusiones posibles, la diferencia que existe entre los futbolistas de nivel local peruanos y chilenos. Estos últimos, gracias a un torneo mejor organizado, superaron en todos los aspectos a los nuestros: técnica, velocidad, ritmo, orden, etc. Sin embargo, a nivel colectivo, esta superioridad no fue tan clara. El amistoso sirve, pero todavía queda mucho por mejorar.

3-5-2: el sistema en fase defensiva

Mientras estuvieron los 11 iniciales en el campo, y si olvidamos las dos primeras jugadas de gol chilenas, errores claros de Ramos y Libman, Perú contuvo bien el ataque mapochino. De hecho, la selección se planta mejor en el campo con este sistema. Al jugar con un líbero, ya no se cae en el error de defender en línea, se marca de manera más escalonada y la defensa que en un principio es de 3 se transforma en 5 con la ayuda de los laterales volantes.

Con esta formación, el equipo peruano controló mejor a un Chile que tiene como característica abrir el juego por las bandas, luego de un buen manejo previo en el medio campo. La agrupación de varios jugadores por detrás de la línea de la pelota le permitió a la “blanquirroja” cortar los circuitos que buscaban conectar a los mediocampistas con los delanteros chilenos. Buen trabajo en este sentido de Gonzales y Ampuero.

Obviamente, esta buena disposición no se pudo mantener todo el partido, por jugadores, por los cambios, etc. Pero es una buena alternativa para comenzar a defender mejor.

Así alineó Sergio Markarián

 3-5-2: el sistema en fase ofensiva

En la base de las jugadas, la salida de Perú fue siempre mala. Los defensas se vieron obligados a lanzar el pelotazo largo ante la presión chilena y nunca se mostró un jugador por el medio que pueda darle buen primer pase al equipo. En teoría, ese futbolista debió ser, por la posición, “Toñito” Gonzales, pero sus características no le permiten cumplir esta función, mientras que Guevara, más adecuado para lo que menciono, estaba muy por delante de la línea de medios, por lo que Perú, reitero, nunca encontró salida limpia desde abajo.

Una vez lanzado el pelotazo, la selección lograba encontrar la pelota en el medio. Ahí, por momentos se conectaron, sobre todo por izquierda, Ampuero, Yotún y Gonzales, que lograron profundizar y así tener la posibilidad de enviar un centro al área con relativa peligrosidad. Pero no hubo juego interior, al equipo le faltó verticalizar con Rengifo, que tranquilamente pudo haber hecho de pivote para buscar la ruptura de algún volante.

Por derecha no hubo nada. Guevara, que estuvo bastante impreciso, nunca encontró a Corzo, y Ávila estuvo casi perdido, su baja estatura y frágil corpulencia le impidieron tener presencia en ataque.


Conclusiones del Túnez vs Perú


La selección jugó su primer amistoso previo al enfrentamiento ante Colombia por la tercera fecha de las eliminatorias y, aunque no se perdió, quedaron muchas dudas con respecto al funcionamiento del equipo. Aquí, mis conclusiones del Túnez 1 – Perú 1.

1. La posición de Pizarro. Al querer el técnico uruguayo alinear a Guerrero y Pizarro en el once, sucede lo siguiente: dada la preferencia de Markarián por jugar con un hombre por detrás del “9” , sacrifica al delantero del Werder Bremen para cumplir esa función.

Y a Claudio le costó mucho generar juego desde el mediocampo (no tiene la movilidad, pausa e inteligencia para jugar ahí), que fue el lugar de la cancha donde casi siempre tuvo que recibir el balón. Con esto, se pierde a un futbolista que cuando estuvo en el área participó siempre de las pocas jugadas de peligro que generó Perú.

¿Debe retrasar a Paolo? creo que sería más de lo mismo, ¿cambiar el sistema? es una opción, ¿decidir entre Pizarro y Guerrero? también.

Pizarro partiendo desde atrás en una jugada de ataque.

Pizarro recibiendo el balón de la defensa peruana.

2. Rendimientos bajos. El caso más notorio es el de Juan Vargas, que a pesar de las ganas que muestra en el campo sigue dejando la sensación de que no ha vuelto a ser aquel jugador que destacó en Italia con el Catania. Ya no desborda, ni tiene la velocidad y explosión de antes. Se dedicó a lanzar centros que en su totalidad fueron intrascendentes.

Otro que no destacó como en otros partidos fue Rinaldo Cruzado. Viene de una lesión y eso se notó, pues no fue el jugador dinámico, movedizo y participativo que la selección necesita. Ojalá se recupere.

Quizá el más criticado de todo el equipo será Yotún. El lateral, posición a la no está muy acostumbrado en Cristal, fue el punto más bajo de la defensa. Siempre fue desbordado y por un error suyo en salida llegó el gol de Túnez.

3. La reaparición de Ramírez y Zambrano. No fue un partido brillante para ambos, pero cumplieron. Zambrano fue el más seguro de la línea defensiva, aguantó bien al grandote Nouioui y muchas de sus anticipaciones sirvieron para que Perú recuperara el balón.

Por su parte, Ramírez se las arregló para jugar en un lugar no muy cómodo para él, la banda derecha. Justamente, destacó cuando se tiró un poco más al medio. Ahí, fue el jugador peruano con mayor capacidad asociativa, movilidad y recorrido. Por momentos combinó con Cruzado y el equipo encontró mas espacios en la defensa rival. Puede ser una alternativa para jugar detrás del “9”

4. Malas transiciones ofensivas y defensivas. Este fue uno de los problemas más notorios de la selección. Se hace mal una transición cuando en ciertas situaciones del partido un equipo tiene las líneas demasiado separadas. Y eso le pasó a Perú cuando los africanos recuperaban el balón tras una mala jugada en ataque de la blanquirroja. No regresaban los extremos y llegaban muy tarde los contención.

Lo mismo nos sucedió cuando tuvimos la posibilidad de contraatacar. Quedaban muy solos arriba Guerrero y Pizarro, que ante la adversidad numérica tuvieron que aguantar, retroceder el balón, o simplemente la perdían ante la marca de los defensas tunecinos, que, por cierto, estuvieron bastante acertados.

Ejemplo de mala transición defensiva. Los 4 defensas peruanos ante 4 atacantes de Túnez.


Ecuador vs Perú, la previa


La selección disputará mañana su tercer partido en la eliminatorias, segundo como visitante, ante Ecuador. Perú buscará romper la estadística con la que también llegó a Santiago (Chile), la de no haber ganado nunca en la casa del seleccionado tricolor. Esta realidad refleja en la previa lo difícil que será el encuentro para la blanquirroja, por lo que un empate en la ciudad de Quito no sería un mal resultado.

Las claves

Queda claro que Markarián ha decidido no reservar ninguna de sus estrellas. El equipo que vimos en la Copa América no se repetirá mientras los 4 atacantes peruanos que actúan en el extranjero estén bien físicamente, situación que obliga a cambiar el sistema de juego (de 4-3-3 o 4-5-1 a 4-4-2). Ecuador, por su parte, tomará la iniciativa del encuentro y buscará abrir el partido con un gol en los primeros 25 minutos de juego.

El recorrido del “Loco”. La labor, el sacrificio y el orden de Juan Manuel Vargas por la banda izquierda será fundamental para que la selección nacional encuentre equilibrio, en este “nuevo” 4-4-2, desde el primer minuto de juego. El jugador de la Fiorentina tendrá que estar atento a las arremetidas ofensivas de Luis Antonio Valencia, la estrella del Manchester United.

El extremo derecho ecuatoriano es la principal arma ofensiva de la selección rival y no habrá mejor forma de contenerlo que haciéndole doble marca. Lo mismo deberá suceder en el otro lado de la cancha, donde estará Jefferson Montero, pero este habilidoso futbolista seguramente será buscado con menor frecuencia.

Retamozo y las coberturas. Aguantar los ataques por las bandas será la principal preocupación del equipo de Sergio Markarian, pero cuando Perú tenga la posesión de juego lo más probable es que se busquen pases largos y directos (función que tendrá que asumir Lobatón) para los dos de punta, que, para ganar peso ofensivo, tendrán que estar acompañados de alguno de los dos carrileros que se desprenda, Vargas o Farfán. Cuando esto suceda, una de las bandas peruanas quedará descompensada, claro, si la jugada en ofensiva no termina bien, y ahí será importante las coberturas que el jugador del Cienciano del Cuzco realice hacia las zonas laterales.

Los jugadores ecuatorianos son rápidos y potentes, no se les puede dar ni la mínima ventaja (más aún si conocemos de las debilidades de nuestros laterales defensivos).

El juego aéreo. Después de ver como sufrió la defensa tricolor, línea en la que Erazo es el único futbolista consolidado, contra Paraguay, es inevitable pensar que será una de los caminos para encontrar el gol en el Atahualpa de Quito. Tenemos buenos lanzadores de falta directa e igual cabeceadores.

Para terminar, el “Chucho” Benítez es el futbolista ecuatoriano con mejor regate en el 1 contra 1 de este equipo, por lo que Ramos y Acasiete tendrán que estar firmes y muy concentrados cuando marquen al jugador del América de México. No la considero una clave del juego porque los ataques se centraran por las bandas, pero es una variante importante en ataque de Ecuador.

Por parte de Perú, ya lo dijo el “Mago”, no se pueden cometer los mismo errores que contra Chile. Si esto sucede, lo más probable es que regresemos a casa sin puntos. El equipo ha trabajado la estrategia que el cuerpo técnico ha considerado la mejor para este encuentro. Esperemos que se cumpla con disciplina, esfuerzo y mucho amor propio.

¡Vamos Perú!


Perú vs Paraguay, la previa


El camino hacia el destino mas esperado por todos los peruanos, desde hace casi 30 años, se inicia este viernes. Será contra Paraguay, de nuevo, pero en un contexto totalmente diferente al de la eliminatoria anterior, quizá, mas positivo.

Perú tiene ahora a un técnico que está a la altura de este tipo de exigencias, con un año de trabajo y un tercer lugar conseguido en la última Copa América. Además, convenció y motivó a un grupo de jugadores que poca gente  imaginó que llegarían a estar en las convocatorias importantes.

Paraguay, en cambio, será conducido por un entrenador que solo lleva dirigidos dos partidos con el equipo. Pero este grupo tiene una idea definida de juego, lograda, en 4 años de trabajo, por el Tata Martino. Aunque el “Chiqui” Arce ha dicho que le gustaría jugar más, o, evitar caer en los pelotazos largos.

El partido, las claves.

Los guaraníes demostraron en la Copa América que son un equipo duro, aunque llegaron a la final sin haber ganado un solo partido, hecho que puede ser analizado desde una óptica negativa y, a la vez, positiva.  Negativa porque demuestra que a este seleccionado le faltó fútbol como para generar situaciones y concretar. Positiva porque rectifica lo ya conocido de los jugadores de este país, su garra, su fuerza y su capacidad para defender bien.

    

Marecos y su sector: Aparentemente será el lateral izquierdo en el encuentro del viernes. Tiene más de 30 años y es el más flojo en defensa de los 4 que alinearán en el debut de las clasificatorias.  Además, delante suyo estará el volante Marcelo Estigarribia, jugador que milita en la Juventus italiana y que su principal característica ser muy ofensivo. De hecho, fue uno de los mejores de Paraguay en los últimos partidos dirigidos por el “Tata”.

Por lo tanto, será una buena oportunidad para que Farfán y su explosión, se lleven por delante a Marecos, podría ser uno de los caminos que tome la selección para conseguir el primer gol de la noche. Por otro lado, Revoredo, posible titular en el sector derecho de la defensa peruana, tendrá que estar atento a las subidas de Estigarribia y deberá ganar en el 1 contra 1.

Balbín, el ancla: La probalidad de que jueguen el centrocampista de la San Martín y Rinaldo Cruzado en el sector central de la cancha, genera algunas dudas. El volante del Chievo Verona ha mejorado notablemente su rendimiento, tanto en defensa como en ataque, pero sigue siendo un jugador que tiende a juntarse mucho con los atacantes, actualmente juega como “10” en Italia.

Esto puede generar que Balbín quede solo en mitad de campo en buena parte del encuentro. Si Perú pierde el balón en zona de generación, podría sufrir algunas arremetidas de Riveros, volante paraguayo con mucha dinámica y ahí tendrá que estar el ex-volante de Bolognesi para cortar juego y, seguramente, hacer faltas tácticas.

Pizarro y Guerrero, ¿doble “9”?: Una de las novedades en el equipo peruano será, evidentemente, la participación de sus cuatro mejores hombres que actúan en el extranjero. No hace falta mencionar quiénes son, pero sí que función cumplirán dentro del campo, principalmente, Paolo y Claudio. Será la primera vez que Markarián forme su en once titular a dos delanteros centros.

¿Cómo jugarán? Hace poco dijo el delantero del Hamburgo que el jugaría más retrasado y su compañero en ataque, más de “9”. Si esto llega a ser así, me parece una decisión acertada. Con dos jugadores en el área, Perú perdería elaboración en el medio, en cambio, con Guerrero partiendo de atrás, el equipo podría realizar triangulaciones ofensivas que serán muy importantes para derribar la muralla paraguaya.

Según los rumores de cómo jugaría cada equipo, estas son algunas de las situaciones que podrían darse en el partido, pero en el fútbol no hay lógica, cualquier cosa puede pasar. Esperemos que todo sea favorable para nuestra selección. Lo importante será ganar, si jugamos bien, mejor.

¡Arriba Perú!

 


Perú firmó la Paz


Si bien el resultado no fue malo y el funcionamiento del equipo en la altura boliviana fue aceptable, me quedé con la sensación de que pudimos haber hecho un mejor partido. La dinámica del encuentro fue la que se presumía bit.ly/q2DgLq. Bolivia salió en busca de la victoria, alineó a jugadores de mayor corte ofensivo, caso Arce y Vaca, y tuvo consigo el balón la mayor parte del juego; mientras que Perú se preocupó más por cerrar espacios, estar seguro en la marca y buscar hacer daño cuando la situación así lo pidiera. Esta última consigna fue la que menos se cumplió- las otras dos se hicieron muy bien como en casi todo el proceso de Markarián- y es la que se pudo llevar mejor a cabo, sobre todo porque el equipo ya lo había demostrado en los encuentros en los que le tocó jugar de contra.

Es evidente que los jugadores no fueron los mismos de aquellos choques (Guerrero, Vargas, Chiroque, etc), pero a mi parecer el tema no pasó por ahí, sino más bien por una falta de predisposición para ir hacia adelante. Quizá fue orden del técnico no gastar demasiadas energías para ir al ataque y así mantener al equipo entero físicamente teniendo en cuenta el lugar donde se jugó (3500 m.s.n.m), sea esta la razón o no, lo cierto es que nos faltó generar situaciones de gol.

Cuando el equipo peruano tuvo la oportunidad de aprovechar los espacios que dejó el rival, se prefirió asegurar el pase hacia atrás o de forma horizontal, pero pocas de veces de modo vertical. Mariño y Lobatón, los dos jugadores llamados a buscar la velocidad de los tres jugadores de ataque, estuvieron más preocupados por cuidar el balón y asegurarlo con el compañero que se tenía más cercano; cosa que no está mal pero que en partidos en los cuales se va a tener mucho menos la pelota puede terminar siendo un aliciente para el local. Mas aun cuando el nivel de precisión en el pase no es el óptimo. Y eso fue lo que pasó, Perú sucumbió ante la presión de Bolivia en el medio campo y perdimos la posesión muy rápido, quitándonos así la posibilidad de generar algo en ataque. Tal vez hubiera sido mejor hacer lanzamientos directos hacia Advíncula, por ejemplo. El jugador de Sporting Cristal demostró que tiene un físico envidiable, pasó con mucha velocidad en varias ocasiones por la izquierda, con muchos espacios de por medio, y muy pocas veces se la dieron. Como dije al principio, en general se hizo un partido medianamente bueno, no se perdió, se defendió como se tenía que hacer, pero se firmó la paz en ataque.

Por último, no quiero terminar este análisis sin mencionar dos conclusiones importantes que me dejó el partido. La primera, que Retamozo realizó un buen encuentro (anticipó y recuperó el balón en varias jugadas) y puede llegar a ser un jugador útil para el técnico uruguayo en los partidos que nos toque jugar en altura. La segunda, que no tenemos el recambio necesario en algunas puestos, tales como el de lateral derecho. Para jugar de visita, Revoredo no tiene suplente pues Corzo demostró en este partido muchas falencias defensivas, y para jugar de local, Guisazola tampoco tiene demasiada competencia. Lo mismo sucede en la parte izquierda.

Así culminan estos dos últimos amistosos antes del inicio de la eliminatoria. Aun quedarán cosas por trabajar y por corregir, pero me queda la tranquilidad de que se ha trabajado de manera seria y rigurosa desde que llegó este cuerpo técnico. Solo nos queda apoyar para ser parte de este proceso cuyo final tiene que ser el que todos esperemos, estar en Brasil 2014.

¡Vamos Perú!


La localía: tarea pendiente


Después de una Copa América más que buena para el equipo peruano, quedaban algunas dudas sobre que iba a pasar cuando llegue el momento de tener la necesidad de salir a buscar y ganar los partidos. En el torneo disputado en Argentina, Perú jugó contra rivales que por juego lo obligaban a optar por una táctica defensiva, por esperar al rival en el propio campo y saber aprovechar los errores que estos cometían. Quizá, el único partido en que la selección de Markarián tuvo la obligación de tomar la iniciativa en ataque, porque si no lo hacía no pasábamos a la siguiente ronda, fue contra México y algunos de los problemas que surgieron ese día por elegir esa actitud en la cancha, se vieron ayer en el partido contra Bolivia.

El conjunto dirigido por Gustavo Quinteros planteó un partido parecido a los que hizo Perú en el último torneo internacional que disputó. Los bolivianos ocuparon bien los espacios en la cancha, estuvieron firmes en la marca sobre los jugadores más peligrosos de nuestra selección (Farfán y Pizarro) y anotaron en las dos únicas chanches que tuvieron. Este escenario, que seguramente será el mismo en muchos de los partidos que juguemos de local en las eliminatorias, es el más incómodo para la blanquirroja y en el que más debe trabajar el cuerpo técnico.

En este partido, se mejoró mucho en la intensidad y velocidad para ir hacia adelante en busca de goles. Esto gracias a que el “Mago” no dudó en alinear a Yotún y Guisazola, laterales que destacan más por su velocidad y técnica, que por su seguridad en la marca. Pero esta interesante intensidad en el juego debe ir acompañada de precisión en los pases y profundidad en las llegadas al arco rival, y me parece que este es el aspecto a mejorar. El equipo peruano solo fue preciso por momentos y generó algunas triangulaciones, sobre todo por derecha, que desarreglaron la defensa boliviana. Luego, tuvimos el balón en la mayor parte del encuentro, pero no se generaron muchas situaciones claras de gol. Dicha deficiencia se debe, en parte, al poco tiempo que tiene el técnico para trabajar y sobre todo, porque nunca puede juntar los jugadores que él considera titulares, esta vez faltaron Vargas  y Guerrero arriba. La otra razón tiene que ver con el rendimiento individual de algunos jugadores. Ayer Balbín estuvo muy impreciso en los pases, al igual que Lobatón, que mejoró en los últimos minutos del primer tiempo cuando se juntó con Farfán. El único que estuvo acertado y que realizó buenos lanzamientos, lástima que quién los recibió, Aguirre, no estuvo tan fino, fue Rinaldo Cruzado.

Así mismo, es evidente que tampoco fue el mejor partido de la defensa y que los errores que se cometieron son inaceptables para un partido que tranquilamente pudo haber sido de eliminatorias. Sin embargo, creo que es un aspecto del juego que ya está bastante trabajado.

Por otra parte, en el partido en la Paz tendríamos que seguir demostrando que de visita vamos a ser un equipo difícil, que defiende bien y que tiene recursos para generar peligro cuando la oportunidad se presente. Será también la chance para que muchos de los jugadores que rinden bien en altura, sean requeridos por el técnico para las eliminatorias. Va a ser interesante ver a jugadores talentosos como Paolo Hurtado, Iven Ávila y Juan Carlos Mariño.